Chocolate negro PDF Imprimir E-mail

Chocolate negro, vino tinto, mantendrá su corazón saludable para el día de San Valentín.

"El vino tinto y el chocolate amargo además de un estupendo sabor tienen componentes saludables para el corazón", dijo el Dr. Sirna, quien también es profesor de medicina en la Universidad de Loyola de Chicago Stritch de la Facultad de Medicina. "Con una elección inteligente de nuestros alimentos podemos ayudar a la enfermedad cardíaca, la lucha en el envejecimiento y quizás aumentar nuestra capacidad para el romance."

El vino tinto contiene resveratrol, producto que ha mostrado ser útil en reducir el azúcar de la sangre y el colesterol LDL o colesterol "malo". También es una fuente de catequinas, que puede ayudar a mejorar la HDL o colesterol "bueno" y polifenoles, que pueden prevenir la formación de placa tóxica que conduce a la enfermedad de Alzheimer. Dr. Sirna advierte que usted debe beber con moderación, consumir diariamente no más de una copa para las mujeres y dos copas para los hombres.

El chocolate negro con un contenido de cacao de 70 por ciento o más es rico en flavonoides, que ayudan a prevenir la acumulación de placa en las arterias. También estimula el sistema inmunológico y contiene enzimas que combaten el cáncer.

Otros artículos que encabezan la lista de alimentos saludables para el corazón incluyen:

Frutos secos: Los beneficios para la salud del corazón de los frutos secos se han documentado en varios estudios de gran población. La FDA reporta que el consumo de una dieta que incluya al menos 30 gramos de nueces al día puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Pescado: Considere una comida de San Valentín con pescados  altos en ácidos grasos omega-3, que reducen el riesgo de morir de un ataque al corazón, tales como salmón y atún. El salmón enlatado también contiene las espinas suaves,  que dan un impulso adicional a la ingesta de calcio.

Semillas de lino: Elija marrón o amarillo dorado molidas, pues son buena fuente de ácidos grasos omega-3, fibra y antioxidantes.

Harina de avena: Comidas como papilla al desayuno o usada en panes o postres, es una buena fuente de fibra soluble, niacina, ácido fólico y potasio.

Los frijoles negros: Estos frijoles son una buena fuente de niacina, ácido fólico, magnesio, ácidos grasos omega-3, calcio y fibra soluble.

Nueces y almendras: Tanto las nueces y las almendras contienen ácidos grasos omega-3, vitamina E, magnesio, fibra y grasas mono y poli insaturadas, todas favorables para el corazón.

Bayas - Los arándanos, las frambuesas y las fresas son una buena fuente de beta caroteno y luteína, polifenoles, vitamina C, ácido fólico, potasio y fibra.

Traducción y adaptación libre Psicomedica.

Documento completo en:

http://www.sciencedaily.com/releases/2014/02/140211121742.htm?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+sciencedaily%2Fhealth_medicine%2Fnutrition+%28Nutrition+News+--+ScienceDaily%29