Usted es lo que come su Padre: Dieta del padre antes de la concepción desempeña un papel crucial en la salud de hijos PDF Imprimir E-mail

Usted es lo que come su Padre: Dieta del padre antes de la concepción desempeña un papel crucial en la salud de hijos

La investigación que se realizó en ratas,  se centró en la vitamina B9, también llamado folato, que se encuentra en una variedad de verduras de hoja verde, cereales, frutas y carnes. Hasta hoy se sabe que, a fin de prevenir abortos involuntarios y defectos de nacimiento las madres necesitan mantener una dieta con cantidades adecuadas de ácido fólico. Sin embargo la forma en que la dieta del padre puede influir en la salud y el desarrollo de sus hijos ha recibido poca atención. Una investigación del grupo Kimmins muestra por primera vez que los niveles de folato del padre pueden ser tan importantes para el desarrollo y la salud de sus hijos como lo son los de la madre. De hecho, el estudio sugiere que los padres deben prestar tanta atención a su estilo de vida y dieta antes de pensar en concebir un hijo como hacen las madres.

"A pesar del hecho de que el ácido fólico se añade a una variedad de alimentos, los padres que están comiendo alto contenido de grasa, como dietas basadas en comida rápida o que son obesas, pueden no ser capaces de utilizar o metabolizar ácido fólico en la misma forma que aquellos con niveles adecuados de la vitamina ", dice Kimmins. “Y ahora sabemos que esta información será transmitida de padre al embrión con consecuencias que pueden ser bastante complejas".

Los investigadores llegaron a esta conclusión mediante la comparación de los hijos de ratones padres con folato insuficiente en sus dietas, con la descendencia de padres cuyas dietas contenían niveles adecuados de la vitamina.

"Nos quedamos muy sorprendidos al ver que había un aumento de casi 30 por ciento en los defectos de nacimiento en las crías engendradas por los padres cuyos niveles de folatos fueron insuficientes", dijo el Dr. Romain Lambrot, del Departamento de Ciencia Animal, que trabajó en el estudio. "Vimos algunas anormalidades esqueléticas muy severas que incluían tanto lo cráneo-facial como deformidades de la columna."

La investigación del grupo del Kimmins 'muestra que hay regiones del epigenoma de los espermatozoides que son sensibles a la experiencia de vida y sobre todo a la dieta, que influye en el desarrollo y también pueden influir en el metabolismo y la enfermedad en la descendencia en el largo plazo. (El epigenoma es como un interruptor, que es afectado por señales ambientales, y está implicado en muchas enfermedades como el cáncer y la diabetes. El epigenoma influye en la manera en que los genes se activan y desactivan, y por lo tanto cómo la información hereditaria se pasa a lo largo).

"Nuestra investigación sugiere que los padres tienen que pensar en lo que ponen en sus bocas, lo que fuman y lo que beben y recuerde que son los cuidadores de las generaciones por venir", dijo Kimmins. "Si todo va como esperamos, nuestro siguiente paso será trabajar con los colaboradores en una clínica de fertilidad para que podamos empezar a evaluar los vínculos de los hombres entre la dieta, el exceso de peso y cómo esta información se refiere a la salud de sus hijos."

Traducción y adaptación libre Psicomedica.

Documento completo en: http://www.sciencedaily.com/releases/2013/12/131210113315.htm?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+sciencedaily%2Ftop_news%2Ftop_science+%28ScienceDaily%3A+Top+News+--+Top+Science%29